domingo, 26 de diciembre de 2010

Siete argumentos no religiosos contra el matrimonio homosexua


Por: Bill Muehlenberg, secretario del Family Council de Victoria.

1. Niega lo que es el matrimonio. El matrimonio no es sólo una construcción social, sino un universal cultural. El matrimonio es la base para la formación de la familia y no es simplemente una forma de legitimación del sexo. Los biólogos evolucionistas reconocen que el vínculo macho-hembra en parejas duraderas fue el paso crítico de la evolución humana y es algo incorporado a nosotros por la naturaleza.

2. El porcentaje de homosexuales que quieren casarse es muy pequeño y en los lugares en que se ha legalizado han sido relativamente pocos los matrimonios homosexuales. Es legal en Holanda desde el 2001 y sólo el 4% de los homosexuales se casaron durante los cinco años posteriores a su legalización.

3. Aquí hay otra agenda. Una meta fundamental del lobby homosexual es la aceptación completa social y pública. Ser capaz de casarse es como tener el sello de aprobación de los gobiernos y de la sociedad. También cambia la institución de la familia y redefine esencialmente el matrimonio.

4. No todas las relaciones son iguales. Las relaciones homosexuales son mucho más inestables y promiscuas que las heterosexuales. Las investigaciones han encontrado también que entre las parejas casadas homosexuales el índice de divorcio es mucho más alto que en las parejas heterosexuales.

5. Las proclamas de discriminación y negación de derechos son falsas. La gente tiene derecho a los beneficios del matrimonio si cumple sus requisitos. Los miembros de una familia y los menores no pueden casarse, tampoco los homosexuales. Los bienes sociales se niegan a toda una serie de personas y así es cómo funciona la vida. Las sociedades discriminan a favor de las uniones heterosexuales por los beneficios sociales que se derivan de ellas. Los homosexuales intentan reescribir las reglas para lograr todos los beneficios, mientras evitan las obligaciones.

6. Los argumentos utilizados para justificar la legalización del matrimonio homosexual, podrían utilizarse para legalizar el incesto, la poligamia o cualquier combinación sexual.

7. Esto no es bueno para los niños. En la mayoría de los casos a un niño le irá mejor con una madre y un padre. Los niños necesitan modelos mientras crecen. Se debería dar prioridad a los niños, y no utilizarlos como si fueran balones políticos.

Estos argumentos, ampliamente documentados en un libro de Bill Muehlenberg, muestran claramente lo verdaderamente equivocada que es la doctrina del lobby gay.

Massachussets, 4 años de matrimonio homosexual: los adolescentes gays cuadruplican los suicidios de los heterosexuales


Un estudio revela que en el estado estadounidense hay más violencia sexual entre adolescentes homosexuales que entre heterosexuales, se pelean más y van menos a clase por sentirse inseguros físicamente.

ForumLibertas.com


Massachusetts es uno de los pocos estados de los Estados Unidos que ha legalizado el matrimonio homosexual. Tras cuatro años de recorrido un estudio ha analizado la incidencia de esta circunstancia en las tendencias de los homosexuales en comparación con los heterosexuales.
El ‘Estudio de Conductas de Riesgo en la Juventud’ (‘Youth Risk Behavior’ por su denominación en inglés) basado en las cifras que arrojan los Centros de Control y Prevención de Enfermedades ha concluido que los homosexuales adolescentes siguen suicidándose cuatro veces más que los heterosexuales.

En 2001 los gays tenían una tasa de suicidio del 31% por un 8% de los heterosexuales. Uno de los argumentos que con más vehemencia fue utilizado por los voceros del homosexualismo político para conseguir que se aprobara el matrimonio homosexual fue la supuesta afirmación de que las altas tasas de suicidio que representan los homosexuales es debido a que no se sienten integrados en la sociedad y que el matrimonio homosexual, entre otras cosas, ayudaría a que esto fuera así.

La realidad es que esa afirmación es falsa, y lo demuestra el hecho de que cuatro años después de la implantación del matrimonio homosexual en Massachussets, el índice de suicidios entre los homosexuales se ha reducido en tan sólo dos puntos, los mismos que en el colectivo heterosexual. Del 31% de 2001 los suicidios de homosexuales ha pasado al 29% en 2007; los heterosexuales han reducido el índice de suicidios del 8% de 2001 al 6% en 2007.

Este dato revela que hay una causa más profunda para el alto índice de suicidios que existe entre los homosexuales porque ahora que están reconocidos no se ve en los datos estadísticos que hayan reducido el índice e suicidios en un grado mayor al que han hecho los heterosexuales.

Más reconocimiento pero…

Además, el estudio revela aspectos tan significativos como que en Massachussets, un estado donde el homosexualismo político tiene más reconocimiento que en el resto del país americano, los adolescentes gays se pelean dos veces más que los heterosexuales. Y no sólo eso: dicen estar heridos por arma tres veces más y dicen no haber asistido a clase por sentirse físicamente inseguros cuatro veces más.

Con respecto a la vida sexual de los gays, el estudio revela que los adolescentes homosexuales tienen dos veces más relaciones sexuales completas antes de los trece años (la mayoría de edad sexual está en los 16 años). En este sentido, tienen tres veces más citas con violencia que los heterosexuales y tienen cuatro veces más contactos sexuales forzados, según el estudio.

Pareja de sodomitas que pretendía adoptar abusó de docenas de niños en casas y guarderías


José Antonio Alonso / FORUM LIBERTAS


Los defensores del matrimonio homosexual y de la entrega de niños a parejas homosexuales insistirán en que el caso de Robert y Richard, sodomitas casados que pedían adoptar mientras abusaban de niños en guarderías, en Ámsterdam, es un caso puntual.

Pero es un caso “puntual” que lo tiene todo.

Para empezar: los defensores de la entrega de niños a homosexuales afirman que el sistema de control y selección de padres candidatos protege a los niños. Lo cierto es que Robert y Richard llevaban 3 años en lista de espera y bajo “control” de las autoridades de adopción holandesas… y éstas nunca sospecharon que eran consumidores y productores de porno infantil y abusaban de niños. ¡Y eso que había habido denuncias en 2008! ¿Es el sistema suficientemente bueno para los niños?

La Unión Europea a menudo regaña o acosa a Lituania por no aceptar la ideología del homosexualismo político, pero el hecho de que Robert M. sea lituano, y que adquiriese la nacionalidad holandesa al casarse (matrimonio sodomita) con un sodomita holandés hace pensar en el tipo de población que el matrimonio sodomita puede atraer a un país. Es España, un porcentaje importante de “bodas sodomiticas” implican a extranjeros.

El caso es que la homosexualidad y el abuso de niños no son incompatibles y de hecho una cosa puede ocultar la otra. Un hombre joven que siempre está con niños pequeños y no se le conocen relaciones con chicas despierta sospechas: pero si queda claro que es sodomita, sensible y felizmente casado, ¿puede una sociedad bien pensante y progresista sospechar algo?

Los datos del caso

Robert M. (nombre que usa la policía holandesa, no es el real) es un lituano de 27 años de edad, que llegó a Holanda en el año 2004 y “se casó” con su pareja homosexual, Richard Van O., hoy de 37 años, en el año 2008, recibiendo así la ciudadanía holandesa.

Trabajó al menos en dos guarderías holandesas, desde el 2007 al 2010. Además, también ofrecía sus servicios en forma privada a través de Internet, diciendo que era un niñero “capacitado y con experiencia” y que le encantaba cuidar niños en casas por la noche, cobrando muy poco porque “los niños cuando duermen dan poco trabajo”. Incluso fue voluntario una temporada en un orfanato de África.

La policía holandesa detuvo a Richard Van O, a quien encontraron en posesión de pornografía infantil. Ambos están acusados de producirla y difundirla por Internet a través de redes de pedofilia.

También está bajo arresto el “esposo” homosexual de M, “Richard Van O”, de 37 años de edad, de quien se informa que fue encontrado con pornografía infantil en su posesión. Se calcula además que abusaron de más de 50 niños y fotografiaron y filmaron algunos de esos abusos.

Casi todos los niños son menores de 4 años y algunos son bebés.

¡Que todo se vea por televisión!

El alcalde de Ámsterdam, Van der Laan, explicó que el acusado confesó su culpabilidad y difundió la foto del criminal “para tranquilizar a los padres”. “En primer lugar queremos tranquilizar a algunos de los padres mostrándoles que no se trata del cuidador de sus niños. Estos son varios miles de personas en la ciudad. Al mismo tiempo queremos alertarlos de que es posible que haya sido el cuidador de sus hijos, y que, en caso que no los hayamos podido ubicar todavía, y que sepan que pueden dirigirse a la policía, a nuestros servicios de ayuda, etc.”

El fiscal general Herman Bolhaar informó cómo se descubrió al violador. Una cantidad de porno infantil descubierta en Estados Unidos fue rastreada hasta Holanda. Las autoridades estadounidenses informaron a las holandesas. Un programa de televisión de investigación y búsqueda de delincuentes, “Opsporing Verzocht”, mostró la foto de un niño que estaba sin identificar: durante la emisión del programa se pudo saber qué niño era… y esa misma noche se detuvo a “Robert”.

De hecho, hacía 2 años que la policía lo conocía: en 2008 unos padres ya lo habían acusado de tocar sexualmente a los niños. La policía de delitos sexuales, el director de la guardería y un asesor pedagógico se reunieron, comentaron el caso y desecharon la acusación. ¡Era un ciudadano ejemplar y los niños fantasean mucho!

El presidente de una organización de padres de guarderías, Gjalt Jellesma, pide que se investigue cómo es que se desechó la acusación de 2008 y que el país reflexione sobre si hay que endurecer las reglas de seguridad en las guarderías.

Entusiasta de los niños

Robert M. quería abrir un centro propio. Sus tarifas como niñero a domicilio (apenas de 4 a 7 euros la hora) las justificaba diciendo que su labor “le entusiasmaba”. Participaba a su vez en foros especializados en educar a los niños.

Es lógico que quien quiera abusar de niños se coloque allí donde pueda acceder a los niños en confianza de los padres. Un tema de debate es la relación entre homosexualidad y abuso de jovencitos adolescentes (efebofilia) o de niños (pedofilia).

Un estudio de 2007 publicado en Empirical Journal of Same-Sex Sexual Behavior (puede verse detallado aquí: http://www.ejssb.org/6.html ) analizó 902 casos de profesores involucrados en sexo con menores, alumnos suyos, desde 1980 a 2006.

Aunque en la población en general el porcentaje de homosexuales es escasísimo (entre un 1% y un 4%), en el colectivo de maestros abusadores es altísimo: un 63% en Irlanda, un 62% en Nueva Zelanda, un 60% en Canadá, un 54% en Escocia, un 48% en Australia, un 47% en Inglaterra y un 35% en Estados Unidos.

En total, el 43% de los profesores de los que se sabe que han mantenido relaciones sexuales con menores alumnos suyos son homosexuales, según este estudio. De los 3.457 alumnos-víctima estudiados, el 56% (1.925) lo fueron en manos de un profesor homosexual.

El estudio se ha hecho a partir de los casos conocidos. Es de suponer que haya muchos más casos de sexo profesor-alumno que no se conozcan, tanto homosexual como heterosexual. El doctor Paul Cameron, del Family Research Institute de Colorado Springs -la institución que ha llevado a cabo la investigación- señala que estos datos confirman los de investigaciones anteriores en EEUU de 1978 a 1996.

“Estudios previos incluían dos sondeos de superintendentes en la escuela (los homosexuales eran un 27% y un 29% de los abusadores), condenados en 10 estados de EEUU (los homosexuales eran un 32% de los abusadores), una encuesta entre directores (el 35% de las denuncias eran acerca de profesores homosexuales) y un estudio de adultos explicando sus experiencias de cuando eran estudiantes (un 23% de los informes implicaban homosexualidad). No es frecuente que haya tanta consistencia de estudio en estudio, y mucho menos de país a país”, señala Paul Cameron.

En el nuevo estudio del EJSSB, se señala también que:
-el 54% de los hombres abusadores como maestros, sólo abusaron de chicas

-el 83% de las maestras abusadoras sólo abusaron de muchachos

-el 55% de las 3.457 víctimas analizadas eran varones

domingo, 19 de diciembre de 2010

AMOR, SEXO Y OTRAS PREGUNTAS FRECUENTES


En este post intentaremos responder algunas de las preguntas más frecuentes que nos hacen llegar al blog, aclarando asimismo algunas malas interpretaciones que se hacen con respecto a la finalidad del mismo. Naturalmente si se profundizara en las terapias que tenemos en nuestros enlaces estas dudas serían menos frecuentes, por lo que recomendamos su atenta lectura.

1.- ¿Es pecado amar a una persona del mismo sexo? ¿No se pueden tener amigos del mismo sexo?

Nunca se ha dicho eso. Las posiciones doctrinales tradicionales cristianas, tanto de catolicismo, protestantismo y ortodoxia no afirman tal cosa. Es más, el amor al prójimo es uno de los pilares de la doctrina cristiana. Lo que si se condena es el hecho contra natura de la relación sexual con personas del mismo sexo.

Algunas terapias reparativas no prohíben amar a una persona del mismo sexo, ni toda forma de contacto físico. Es más, en algunos casos se recomiendan manifestaciones de afecto como los abrazos, naturalmente guiados por el terapeuta. ¿Cuál es el sentido de esa práctica? Ayudar a reparar la herida de la falta de afecto que, en casi todos los casos, a conducido a la “identidad homosexual” de la persona. En otras terapias, es recomendable que la persona homosexual tenga un amigo del mismo sexo heterosexual con la que pueda profundizar dentro de su terapia de autoreparación.

En algunos casos es bueno que este amigo resulte “atractivo” para la persona. ¿Para qué? Para que se pueda descubrir “qué es lo que atrae” de la persona y descubrir en ello la herida interior que se necesita reparar. Los casos son casi típicos: Si se descubre, por ejemplo, que lo que atrae del amigo es la belleza física es casi seguro que la persona de pequeña o adolecente se sintió excluída por algún tipo de “fealdad” o “disminución” real o imaginaria por parte de sus padres o amigos, y busca en ese modelo proyectar sus ideales de amor a si mismo. En ese caso se requiere reparar el complejo de inferioridad, la autoestima, etc. Cuando se busca parejas mayores suele ser la búsqueda de un modelo paternal inexistente o distorsionad; en tal caso un amigo puede reparar esa herida con afecto limpio; etc.

Lo que si se debe evitar a toda costa, como ya se dijo,  es la relación sexual consumada; ello a fin de no afirmar la adicción sexual en la personalidad.
Se debe evitar asimismo toda forma de pornografía porque esta última estimulará la adicción y creará no solo una tensión psíquica totalmente opuesta a los intereses de la comprensión psicológica, sino que incluso promoverá en el inconsciente esa confusión grave sobre los conceptos amor/sexualidad que son legítimamente heterosexuales y desprovistos de lujuria (la lujuria es ver a la otra persona como instrumento de satisfacción, se reduce al prójimo a un pene, un ano o una vagina; desechando toda la naturaleza física y espiritual del compañero).

Sintetizando: amor sí; sexo contra natura, no.

2.- Estoy siguiendo una terapia por mi cuenta, pero tengo muchas recaídas que me hacen sentir peor. ¿Qué hago?

Existe una frase muy bonita al respecto: “Lo que hace grande a un héroe no son las derrotas, sino la capacidad para sobreponerse a ellas y continuar”.

Lo malo no es caer, sino quedarse tirado. Cuando uno trabaja con perseverancia en el estudio interior de su psicología, analizando las causas y consecuencias de los pensamientos, deseos y emociones tarde o temprano va liberándose. Naturalmente, no todos tienen la misma velocidad de comprensión. Ni la misma disciplina interior.

Lo que hay que hacer es analizar las causas que condujeron a la caída, pero sin juzgarse ni condenarse; sino aceptándolas como parte del aprendizaje.

En caso de depresión es bueno auxiliarse con el amigo que se recomienda en la terapia ( ya sea el amigo homosexual que comparte la terapia o el amigo heterosexual). Si no hay un grupo cerca se puede participar en grupos como Narcóticos Anónimos y buscar un padrino. Se recomienda siempre asimismo participar en grupos de oración en la parroquia o iglesia local y buscar buenos amigos de apoyo para estos casos.

3.- ¿Puedo tener una pareja de mi mismo sexo, pero sin tener relaciones como parte de mi terapia?

No todas las personas que buscan la terapia reparativa de homosexuales desea una vida heterosexual plena . Algunas optan por una opción de castidad ; pero también hay muchas que comprendiendo que el problema no es el amor, sino la sexualidad  como manifestación externa de un drama más profundo, apuestan por relaciones desprovistas de sexualidad.

Esta alternativa ha dado buenos resultados en algunas personas que han trabajado bien las etapas previas de la comprensión psicológica de las causas de su “homosexualidad”. De este modo se puede suplir la soledad y la falta de afecto que generalmente conducen a las “crisis de adicción homosexuales”; sin embargo para que sea fructífera se requiere que ambos estén trabajando bien en su respectiva terapia. Hay que tener mucho cuidado de no “recaer”. Para ello se necesita trabajar además con un grupo cercano, o por lo menos un consejero externo.

También es muy recomendable que ambos participen de una vida espiritual afín : que ambos oren y pidan juntos, o que lean la Biblia a una hora determinada es bueno.

Es una alternativa difícil para algunos, pero muy provechosa para otros; siempre recordando lo anteriormente dicho: amor sí; sexo contra natura, no. Si se hace de este modo, desde asquí no tenemos ninguna objeción a esta alternativa.