miércoles, 20 de enero de 2010

UNICEF FOMENTA EL ABORTO, LA PEDERASTIA Y LA BESTIALIDAD

UNICEF fomenta el abortoNOTICIAS GLOBALES. Año V. Número 383; 32/02. Gacetilla nº 504; Buenos Aires, 23 de Mayo de 2002.Con permiso ONU: CUMBRE DE LOS NIÑOS. LA UNICEF EN EL NEGOCIO DEL ABORTO.Fuentes: Friday Fax, Vol. 5, nº 21, 16-05-02; IPAS, pág. Web, 17/18-05-02, Increasing Women's Access To High-Quality Elective Abortion Services, Basis For Our Work. (El texto de la versión en castellano de esa página difiere en parte de las páginas en inglés, su lenguaje es más “suave” con respecto al aborto). Por Elena Brañas
La UNICEF fue la encargada de organizar la Asamblea General sobre la Infancia que finalizó en New York el 10 de mayo del 2002. Entre otras cosas, que hemos ido reseñando, la UNICEF es socia de una de las principales empresas del negocio del aborto. El IPAS, uno de los grupos más críticos de los Estados Unidos y otros gobiernos que sostuvieron posiciones pro-vida en la reciente Sesión Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la Infancia, diseña, manufactura, y vende equipos para abortos por succión en todo el mundo.
El IPAS, que ignoramos por que se la considera una ONG pues es una empresa comercial, tuvo “una presencia vendedora” en la Cumbre de la Infancia. Sus vendedores ofrecían catálogos de sus productos vistiendo camisetas verdes con una inscripción que reclamaba “derechos reproductivos para los niños”. Ipas se dedica al negocio de la promoción del aborto. En su página web se lee: “Bases para nuestro trabajo: la demanda global para un acceso mejor, de alta calidad para servicios de aborto, es inmensa. Los mandatos de la Conferencia sobre Población y Desarrollo (El Cairo, 1994) y de la Cuarta Conferencia Mundial sobre las Mujeres (Beijing, 1995), han puesto de relieve la necesidad de estos servicios”. Continúa: “La serie de tecnologías y de prácticas para elegir cómo abortar está cambiando. Innovaciones como ultrasonido, pruebas de embarazo y el MVA, utilizados en el primer momento del embarazo tiene un gran potencial para facilitar y permitir la práctica médica de abortos, y, ampliar las opciones de las mujeres.
IPAS cumple con esa demanda a través de la distribución de un recurso conocido como el Aspirador Manual Endouterino (AMEU, siglas en inglés MVA)”. La publicidad sigue diciendo: “Uso del instrumental de AMEU a nivel mundial. El instrumental de AMEU se ha utilizado en programas de salud para miles de mujeres y es distribuido mediante una red en todo el mundo”, para “mejorar los servicios de salud sexual y reproductiva, incluyendo la planificación familiar” y “facilitar el acceso de la mujer a servicios de salud en donde se encuentren más limitados, particularmente los que están dirigidos a grupos más ‘desprotegidos’, como las adolescentes”. El equipo se usa “con éxito”, provisto por el Alto Comisionado para los Refugiados, la OMS, la UNICEF y el Fondo para la Población, en los campos de refugiados de Bosnia, Afganistán y África Central. Hace unos años informamos sobre la introducción de estos equipos en Perú. “El instrumental de aspiración endouterina figura en las listas de equipos recomendados por la OMS para el nivel de atención primaria de la salud, rotulado como "Conjunto para el aspirador manual endouterino". Y aunque la UNICEF sigue negando que promueva el aborto, la publicidad de IPAS financiada por la misma UNICEF dice: “El instrumental de AMEU también está disponible a través del Catálogo para Artículos del Almacén de UNICEF”. Hacemos notar que el IPAS se encuadró en el grupo de ONG’s “por los derechos reproductivos”, que apoyó las pretensiones de UNICEF sobre salud reproductiva para los menores excluyendo a sus padres. El grupo de esas ONG’s incluyó también a: “Catholics for Free Choice (Católicas por el Derecho a Decidir); el Center for Reproductive Law and Policy (CRLP); International Planned Parenthood Federation (IPPF) y International Women’s Health Coalition (IWHC), entre otras, todas comprometidas en la defensa del aborto y/o “proveedoras de servicios de aborto”.
1. UNICEF FINANCIA LIBRO PARA NIÑOS PRODUCIDO EN MÉXICO QUE PROMUEVE LA PEDERASTIA Y LA BESTIALIDAD Fuente: http://www.vhi.org/Del 8 al 10 de mayo del corriente (2002), se llevó a cabo en la sede de la Organización de Naciones Unidas (ONU), en Nueva York, la Sesión Especial de la Asamblea General sobre la Infancia, organizada por el Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF). La reunión, sobre cuyas conclusiones informamos en este mismo boletín, se caracterizó por una gran disputa en torno al aborto y el homosexualismo (1).
En junio del 2001, en una de las reuniones preparatorias a esta Sesión Especial, la delegación canadiense reconoció que los "servicios para el cuidado de la salud reproductiva" incluyen el aborto. Desde entonces, la Santa Sede, Estados Unidos y otras delegaciones han insistido en que dicha frase sea retirada del documento final de este foro sobre la niñez. El documento borrador no contiene la palabra "aborto", pero sí la frase eufemística ya mencionada, constituyendo así una promoción del aborto y de los anticonceptivos abortivos para niños (desde los 10 años de edad), adolescentes y jóvenes (2).
El otro asunto bajo discusión es la promoción del homosexualismo presente en el texto borrador bajo el eufemismo de "varias formas de familia". Esta frase fue introducida en el vocabulario de la ONU durante su Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo, que llevó a cabo en El Cairo en 1994 (3).
Durante toda la década de los 90, el gobierno proabortista de Clinton utilizó esta frase cada vez que la familia era mencionada. Las organizaciones no gubernamentales (ONG) que defienden la familia sostienen que esta frase es una manera engañosa de promover el "matrimonio" entre homosexuales, con el consecuente falso "derecho" a adoptar niños (3).
A estos dos problemas se suma ahora el escándalo de que la UNICEF ha financiado un libro, producido en México, que insta a los niños a involucrarse en relaciones sexuales con otros niños, con homosexuales y con animales. El libro, titulado Elementos teóricos para la labor con las madres y las adolescentes embarazadas, también dice que la "salud reproductiva" incluye la consejería sobre la sexualidad, el embarazo, los anticonceptivos, el aborto, la infertilidad, las infecciones y las enfermedades" (4).
El Sr. Alfred Ironside, portavoz de la UNICEF, intentó responder a la indignación producida por este escándalo. Aunque dijo no saber cuántos ejemplares del libro habían circulado, el Sr. Ironside sí afirmó que "se imprimió un número pequeño que fue sacado de circulación cuando el contenido fue revisado con más cuidado" (5).
En otras palabras, el Sr. Ironside admitió implícitamente que al comienzo no se había revisado cuidadosamente el libro, que está dirigido a los niños.Luego el Sr. Ironside explicó que "el libro fue producido por el gobierno mexicano con el apoyo financiero de la UNICEF, como parte del apoyo que la UNICEF le brinda a dicho gobierno". Y añadió que el libro "tenía por objeto ser un manual de capacitación para las personas que trabajan en la prevención del embarazo en las adolescentes" y que "consistió en una compilación de artículos de diferentes autores, en cuya portada se dice claramente que las afirmaciones contenidas en él no necesariamente reflejan las posturas de las Naciones Unidas" (6).
Habría que preguntarle al Sr. Ironside qué sentido tiene decir que las Naciones Unidas no se responsabilizan por las posturas aberrantes de un libro que esa misma organización ha financiado.No nos queda más remedio que afirmar que la UNICEF no es una organización que ayuda a los niños, sino que está dedicada a matarlos (por medio del aborto) o, si tienen la suerte de estar vivos, a pervertirlos (por medio de su "educación" sexual). Los que elaboraron el ya mencionado libro del gobierno mexicano también merecen la misma calificación de homicidas y pervertidores de niños.Notas: 1-3. "UN Child Summit Negotiations Stymied Over Adolescent Abortion," Friday Fax, 3 de mayo del 2002. Vol. 5, no. 19.http://www.c-fam.org/ 4-6. George Archibald, "Child Sex Book Given Out at UN Summit," The Washington Times, 10 de mayo del 2002.

Vía: Actitud Jóvenes Pro Vida

sábado, 16 de enero de 2010

Las personas…. “¿nacen así?” : Que ha conseguido objetivamente la genética al respecto del estudio de la homosexualidad

La idea de que ser homosexual sea el resultado inevitable de un determinismo genético o biológico innato, predeterminado e inmutable, es una hipótesis que ha sido presentada como dato científico por muchas divulgaciones en los medios de comunicación.
La idea de que los homosexuales han “nacido así” circulaba ya en el año 1897 cuando el investigador alemán Magnus Hirchsfeld hablaba de homosexualidad congénita y demandaba la igualdad de derechos basándose en ese principio. En el estado actual del conocimiento, no existe ninguna prueba científica que demuestre que esa hipótesis es verdadera. Esa falta de evidencia ha sido confirmada posteriormente por los estudios de los gemelos monoovulares o idénticos: Por tanto, nadie puede invocar como “patología genética” a la orientación sexual.
La inexistencia de un “gen de la homosexualidad” no excluye una eventual predisposición multifactorial, pero se trata de una minoría de casos, y se debe precisar que “predisposición” no significa “causa”. En cambio, en el origen de esta orientación tienen gran incidencia los aspectos relacionales, conductuales y psicológicos. Tales aspectos, que parecen preponderantes, son susceptibles de una toma libre de carga y maleabilidad, lo que debería constituir una muy buena noticia, sobre todo para los que experimentan pulsiones homosexuales no deseadas.
Aquí se hace ahora una breve presentación de los contenidos de tres estudios divulgados de forma errónea como “prueba” del origen genético y biológico de la homosexualidad.
Simon Le Vay: El “cerebro gay”
“Se me ha señalado repetidamente como alguien que ha demostrado el fundamento genético de la homosexualidad… Pero yo nunca he afirmado eso”… (The Sexual Brain, 1991, 122).
Este biólogo ha estudiado los cerebros de 41 cadáveres: 6 mujeres, 19 hombres homosexuales y 16 hombres probablemente heterosexuales, centrándose en un área llamado hipotálamo. El tercer núcleo intersticial del hipotálamo anterior (llamado INAH-3), según su estudio, mostraba dimensiones comparables en las mujeres y en los homosexuales, mientras que parecía más grande en los heterosexuales. El investigador asumía en este dato la prueba de una diversidad estructural efectiva responsable de la homosexualidad.
Las reconvenciones planteadas en el ámbito científico han sido muchas, algunas muy evidentes. La “suposición” de que los 16 hombres heterosexuales eran realmente heterosexuales estaba incompleta gravemente porque en 14/16 no estaban disponibles las historias sexuales. En otras palabras, el estudio comparó a homosexuales con una mayoría de hombres de orientación sexual desconocida.
Pero es de absoluta relevancia el aspecto, tampoco considerado, de que la plasticidad del cerebro humano es tal que parece prácticamente imposible determinar si la dimensión de un área determina el comportamiento o en lugar de ello un determinado comportamiento determina el volumen de un área determinada, del mismo modo en que, por ejemplo, cierto ejercicio físico hace que se desarrolle selectivamente un determinado grupo muscular con respecto a la hipotrofia; es decir, que se encuentra subdesarrollado cuando no se ejercita.
Por tanto, sigue sin resolverse la cuestión clave: ¿Las personas son homosexuales porque tienen una pequeña INAH-3 o su INAH-3 es más pequeña como consecuencia de sus actos, pensamientos o sentimientos homosexuales?
Múltiples aspectos atestiguan una imposibilidad real de atribuirle al estudio de Le Vay un significado científico (la prueba de la existencia de un “cerebro gay”):
1.- Está demostrado que el cerebro cambia como respuesta a las modificaciones relacionadas con el comportamiento y el ambiente. Por ejemplo, en la persona que lee Braille después de quedarse ciega, el área del cerebro que controla el dedo de la mano de la lectura es más grande.
2.-No hay unanimidad entre los científicos sobre cuál es la mejor forma de medir la INAH-3. Algunos consideran que medir el volumen del INAH-3 para determinar la orientación sexual de una persona es como tratar de medir la inteligencia basándose en el tamaño del cabello.
3.-La hipótesis “hipotalámica” no es capaz de explicar la conducta sexual de las lesbianas y, mucho menos, de los bisexuales o de las personas de transgénero.
4.-Desde un punto de vista infeccioso, los cadáveres de los homosexuales examinados eran todos de personas con SIDA, por lo tanto, con interés cerebral patológico por parte del virus VIH, causa de forma notoria de la atrofia.
5.-Por último cabe recordar que las experiencias emocionales, fijadas en el sistema límbico del que forma parte el hipotálamo, pueden ser sustituidas todavía por nuevas experiencias emocionales: nos hallamos frente a una especie de “banco de datos”, que está sometido al control de la programación del pensamiento consciente, y por lo tanto, plásticamente modificable.
Bailey & Pillard: el estudio de los gemelos

El estudio de Bailey & Pillard (A genetic study of male sexual orientation, Archives of General Psychiatry 48, 1991) hizo un examen a parejas de hermanos –gemelos homocigotos, gemelos heterocigotos, otros hermanos biológicos y hermanos adoptivos –de los que al menos uno de los dos era homosexual. Y en este caso los resultados fueron divulgados como prueba de una base genética de la homosexualidad. Pero en un análisis detallado de los datos, la evidencia va en la otra dirección.
Los gemelos idénticos eran los dos homosexuales sólo en el 52% de los casos con buena paz con el “determinismo genético”. Los gemelos no idénticos eran homosexuales en
el 22% de los casos, porcentaje incluso inferior al de los hermanos adoptivos. Por tanto, del estudio surgió no tanto el presunto determinismo genético sino más bien la importancia del aspecto relacional, sobre todo familiar.
Como entonces observó acertadamente la bióloga Anne Fausto Sterling, “para que un estudio similar fuese verdaderamente significativo habría tenido que observar por separado a los gemelos crecidos”.
Entonces, visto que los gemelos monoovulares comparten el 100% de los genes, si uno de ellos es homosexual, el otro debería serlo también en el 100% de los casos.
Paradójicamente, los hermanos adoptivos, que no tienen genes en común, tienen más probabilidades de ser ambos homosexuales que los hermanos biológicos.
Estas observaciones elementales han inducido a la revista científica Science a subrayar que “no hay ningún componente genético sino un componente ambiental compartido por la familia” (24/12/1993, nº 262).
Dean Hamer: El marcador genético Xq28
Según Dean Hamer (“A linkage between DNA markers on the X chromosome and male sexual orientation”, Science 261, 1994), 33 parejas de hermanos homosexuales de compartían en un grupo de 5 marcadores genéticos, un marcador específico.
Reconduciendo tal descubrimiento, la portada de una famosa revista decía: “Se nace gay: La ciencia encuentra el enlace genético”. El investigador, en realidad, sostenía bien otra cosa: en su publicación subrayaba claramente que el rasgo genético podía tener “algún papel” en una minoría de hombres homosexuales, fijada entre el 5 y el 30% (The Science of Desire, 1993).
¿Qué relieve se le atribuye a “algún papel”? ¿Qué pasa con el resto del 70-95% de los hombres gays en los que ese rasgo no está presente? En el trabajo de Hamer falta, entre otras cosas, un control básico; es decir, el estudio del nivel de división de los mismos marcadores genéticos en las parejas de hermanos heterosexuales.
Otros estudios, como el de George Ebers, no han encontrado “ninguna evidencia, ni siquiera una sospecha” de una base genética.
El especialista Rice, con sus colegas, dijo que los resultados obtenidos “no avalan la existencia de un gen en la base de la homosexualidad masculina” (cfr. “Male Homosexuality: Absence of Linkage to Microsatellite Markers at Xq28” in: Science 284, 1999).